Estimulación cognitiva
"La vejez es una etapa más de la vida"

Estimulación cognitiva Programa 01

Nuestra sociedad tiende a envejecer paulatinamente. El aumento de esperanza de vida combinado con un importante descenso de la natalidad, lleva a tener un incremento del número de población anciana. Por otro lado, nuestra sociedad actual exige que los dos principales miembros de la familia trabajen fuera de casa, por lo que la figura de la mujer cuidadora de las personas mayores comienza a extinguirse, o en el peor de los casos, obliga a elegir entre los dos roles, trabajadora o cuidadora, limitando la calidad de vida del conjunto familiar. Llegado a este punto, es de gran importancia que las personas mayores logren mantener su autonomía funcional en el mejor nivel posible.

Usualmente, las residencias de mayores cuentan con un número limitado de plazas para usuarios asistidos. Por este motivo, se valora considerablemente el hecho de que este colectivo mantenga su nivel cognitivo, psíquico y motor adecuado a su edad.

Por otro lado, es importante empezar a considerar la vejez como una etapa más de la vida, con sus peculiaridades y necesidades propias, ya que en este período se producen cambios a nivel cognitivo, físico, fisiológico y afectivo, que deben ser tenidos en cuenta para poder desarrollar sus aptitudes y capacidades, para mejorar su calidad de vida.

Los cuatro niveles más importantes en los que se ven afectados los cambios son los siguientes aspectos:

  • Físico, al producirse un deterioro fisiológico y motor.
  • Cognitivo, viéndose limitado el procesamiento de la información y la memoria.
  • Social, al perder las relaciones causadas por la jubilación y la pérdida de roles propios.
  • Emocional, debido a la disminución de la motivación y de las relaciones sociales mencionadas anteriormente.

Por esta razón, en mi programa de estimulación cognitiva no sólo me centro en su estado cognitivo, sino que en él se valoran los aspectos sociales, comunicativos y emocionales con el fin de diseñar un programa integral de envejecimiento que tenga en cuenta al individuo en su totalidad.

El objetivo principal de la estimulación cognitiva es mantener la autonomía personal de las personas mayores el máximo tiempo posible, y contrarrestar en la medida de lo posible los efectos del envejecimiento.

A través de la estimulación cognitiva, se trabajan las siguientes capacidades:

  • Memoria espacial, semántica, procedimental, episódica y declarativa.
  • Atención.
  • Concentración.
  • Pensamiento abstracto.
  • Lenguaje.
  • Interacción social.
  • Orientación espacio-temporal.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies